Dietas III: Dieta de eliminación básica

Cuando alguien viene a nuestra consulta es porque tiene un problema de salud e intuye que la alimentación puede ayudar a resolverlo. Cuando hablo de problema de salud me refiero a un amplísimo abanico de situaciones, que van desde el sobrepeso, que yo lo considero un síntoma de que algo más está pasando, hasta la diabetes, enfermedades autoinmunes, problemas de insomnio, hormonales y muchos más.

En estos casos, efectivamente, la nutrición puede ayudar a resolverlo o al menos a manejarlo. Pero además, puede que una mala alimentación sea una de las causas desencadentantes de la enfermedad.

En estas circunstancias muchas veces se aplica lo que llamamos las dietas de eliminación. En anteriores entradas (dietas I y dietas II) expliqué que hay alimentos que pueden generar reacciones dañinas a nuestro cuerpo. Hay veces que es fácil distinguir cuál, porque el paciente nota una relación directa entre la toma de un alimento y sus síntomas. Pero hay veces que no está tan claro. Si este es el caso, lo que se recomienda es eliminar de la dieta durante entre 4 y 6 semanas aquellos alimentos que más frecuentemente causan este tipo de reacciones o sensibilidades.

Según el caso, y siguiendo el modelo de Holistic Nutrition Lab (www.holisticnutritionlab.com), nosotros hacemos 2 tipos de dietas de eliminación.

  • Eliminación básica: en el que se quitan los sospechosos nº1 de la lista, que son aquellos alimentos con gluten, los lácteos y el zúcar.
  • Eliminación completa: si el caso necesita un trabajo más profundo y necesitamos dar un pasito más, eliminamos también los cacahuetes (o todos los frutos secos), el maíz, los huevos, la soja y el marisco.

Mientras se sigue esta dieta se observa cómo se siente la persona y qué cambios registra. A la vez se llevan medidas para sanar su intestino, reforzar su sistema inmune, el sitema detox, etc. Cuando han pasado entre 4-6 semanas se comienzan a reintroducir los alimentos que se eliminaron. De nuevo observamos cómo responde el paciente para identificar qué alimentos hacen daño.

Hacer una dieta de eliminación suele asustar y la pregunta estrella es “¿y ahora qué como?“. Recuerda que no estás solo y que tu terapeuta está ahí para irte guiando a través del proceso, dándote ideas y resolviendo tus dudas.

Si quieres saber más, ya sabes dónde encontrarnos.

Quizás pueda interesarte:

Dieta vegetariana, reflexiones y consejos

Dieta de los carbohidratos específicos y dieta GAPS

Paleodieta

Dieta de eliminación básica

Alergias, sensibilidades e intolerancias

Dietas: ¿qué tienen en común?

Deja tu comentario a continuación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *