Suplementa menos y come mejor

Muchas veces hemos recomendado desde este bloc distintos tipos de suplementación para casos concretos. Siempre he insistido en que es mejor consumirlos bajo prescripción de un especialista. Creo que son muy útiles en determinados momentos de nuestra vida, en casos en los que tenemos que recuperar el equilibrio de nuestra dieta o salud. Pero me gustaría dedicar una reflexión hacia cómo deberíamos intentar llevar una dieta rica en nutrientes variados que no nos obligue a compensar de manera artificial determinadas carencias.

No hay nada más ecológico que consumir lo que necesitamos con nuestra dieta diaria
Nuestra dieta diaria es la manera más sostenible de conseguir nutrientes. Los suplementos no dejan de ser extractos concentrados, y reelaborados de cara a ser tomados en dosis terapéuticas. Dependiendo de los nutrientes, el proceso de fabricación de un suplemento puede ser bastante complejo: se usan una gran cantidad de producto, energía, etc. Es, por supuesto, bastante menos ecológico que conseguir esos nutrientes de manera natural de nuestra propia comida.

Los alimentos que naturalmente poseen determinados nutrientes también son más fáciles de absorber
Los nutrientes naturalmente presentes en nuestra comida contienen factores que facilitan su absorción y biodisponibilidad, uno de los problemas más comunes cuando tomamos suplementación. Muchas veces nos encontramos con una dosis en el suplemento que no podemos absorber en su totalidad (y eso no deja de ser un desperdicio desde el punto de vista ecológico), con lo que pensamos que estamos tomando una cantidad de nutriente que en realidad no estamos aprovechando para nada. Cuando comemos, se produce una estimulación del proceso digestivo que produce una mejor absorción de los nutrientes.

No conocemos todo lo que necesita nuestro cuerpo para sobrevivir 
Todavía queda mucho por descubrir de nuestros alimentos; puede que muchos de ellos nos aporten nutrientes que desconocemos hasta el momento. Es una de la razones para tratar de hacer nuestra dieta de lo más variada, comiendo el mayor número de vegetales posbible. No conocemos la total complejidad de nuestra nutrición, hay muchos factores por descubrir, y la única forma de controlar el proceso es seguir alimentándonos con aquello que en milenios de evolución ha mantenido a nuestra especie en la tierra.

Solo la comida real puede aportarnos determinados nutrientes.
Fibra, agua, fitoquímicos… son tan importantes como las vitaminas y los minerales. Debemos procurarnos una gran ingesta de fibra proveniente de vegetales, para tener un microbioma sano. Los vegetales también nos proporcionan otros elementos como polifenoles o antioxidantes.

La comida real no tiene excipientes 
Es cierto que algunos suplementos son más fiables que otros, pero aún así, sobre todo para la gente con problemas alérgicos, puede ser difícil controlar qué es lo que estamos tomando exactamente.

¿Cuando deberíamos suplementar?
Cuando existe una deficiencia identificada. La suplementación temporal es la forma más efectiva y rápida de volver a la normalidad. Suele ser muy común en casos de deficiencia de vitamina D o hierro. Una vez que hemos corregido la deficiencia y su causa, deberíamos procurar llevar una dieta que atienda a esas necesidades concretas.

Cuando nuestra digestión no está funcionando de manera adecuada y necesitamos quizás ayudar al proceso digestivo, y en algunos casos proveer a nuestro cuerpo de los nutrientes que no están pudiendo ser abosrbidos correctamente precisamente por ese problema digestivo. Por ejemplo, si nuestro estómago no segrega suficiente ácido, la absorción de minerales como el calcio o el hierro se va a ver muy afectada por esa carencia de acidez.

Cuando tenemos una dieta muy estricta que no nos aporta los nutrientes que necesitamos. Dietas de choque (como la AIP), alergias severas, etc.  

Y en todo caso, déjame que insista: si quieres introducir cambios significativos en tu dieta, es mejor que consultes con un especialista. 

Deja tu comentario a continuación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *