Trucos para cuidar tu hígado

El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo. Elimina toxinas, sintetiza proteínas y otras moléculas importantes, nos ayuda en la digestión… Y estas son solo algunas de las funciones que cumple. Por eso es una buena idea cuidarlo con mucho mimo.
¿Quieres saber cómo? Pues aquí tienes algunos trucos:

1- Evita cenar tarde
El hígado se regenera entre las 23:00 y las 03:00. Si cenas más tarde de las 22:00, el cuerpo tiene que ocuparse en digerir esa comida y no puede cuidar de sí mismo. Trata de cenar pronto y dejar entre 10-12h entre cena y desayuno.

2- Disminuye todo lo que puedas las toxinas que entran en tu cuerpo
Vivimos en un mundo muy tóxico. Todos sabemos los problemas de hoy en día con la contaminación y la abundante presencia de productos tóxicos a nuestro al rededor. El hígado es el encargado de depurar el organismo. Échale una mano reduciendo en lo que puedas las toxinas que entran en tu cuerpo. Por ejemplo, consume siempre que puedas productos sin pesticidas, colorantes y conservantes artificiales. Pero no solo eso; ¿te has fijado en cuántos productos químicos usamos a lo largo del día? Productos de la limpieza del hogar y cuidado personal, ambientadores… Busca opciones más limpias y evita así las toxinas que entran a través de la piel y el aire.

3- Y ayuda al hígado eliminándolas por otras vías
La piel y los pulmones son otras vías de depuración. Haz ejercicio, toma una sauna o un baño de vapor, exfóliate la piel y aprovecha la respiración y el sudor como herramientas détox,. Disfrutarás además de una piel bonita.

4- Di adiós a las grasas malas
Las grasas saludables son muy buenas pero las grasas malas son realmente malas. Evita las grasas industriales, hidrogenadas, trans, los productos fritos con aceites de mala calidad, etc.
Busca siempre grasas de buena calidad como el aceite de coco, el aguacate o el aceite de oliva virgen extra.

5- Toma mucha fibra
Los alimentos ricos en fibra ayudan a eliminar toxinas uniéndose a ellas para expulsarlas del cuerpo. Añade fibra a tu dieta tomando semillas de chía, lino, frutas, legumbres y muchas verduras para una buena y “fibrosa” depuración diaria.

6- El cardo mariano, con su principio activo el silimarin, es el suplemento estrella
Tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios y supone una importante ayuda para limpiar, regenerar y reparar a nuestro sobrecargado hígado.

7- Más ayuda para tu hígado: la corteza de limón con el dlimonene
También es de gran ayuda para eliminar toxinas. Añade un poco de corteza de limón (limpia y sin pesticidas, claro) a tus batidos y ensaladas.

8- ¡No sin mi brócoli!
Las verduras llamadas crucíferas ayudan al hígado a desintoxicar, especialmente a eliminar el exceso de estrógenos. ¿Cuáles son estas verduras? El brócoli, repollo, coliflor, coles de Bruselas y Bok choi o col china. Que no falten en tu dieta. Los germinados de brócoli son especialmente beneficiosos.

9- No te amargarán el día
Al hígado les gusta el sabor amargo de algunas plantas, como por ejemplo el diente de león y la rúcula. Inclúyelas también en tus comidas.

10- ¡Dale color a tu dieta!
La remolacha tiene otro componente, la betaína, que ayuda y protege al hígado y las vías biliares. Así que tómalas crudas, cocidas o en zumos y añade color a tu dieta.

11- Verde que te quiero verde
La clorofila de las plantas es otro potente detoxificante, especialmente de los metales pesados. Incluye chlorela y espirulina, verduras de hoja verde, algas y té verde en tu lista de ingredientes.

12- Más colores: ahora ¡amarillo!
La cúrcuma se ha usado durante miles de años para proteger al hígado, mejorar el flujo de bilis, además de ser un potente antiinflamatorio. Pruébalo en tus sopas, verduras o incluso en tus batidos e infusiones.

13- B happy!
Las vitaminas del grupo B también son unas buenas aliadas del hígado. Consulta con tu terapeuta para que te aconseje sobre cómo obtenerlas en tu dieta o suplementos.

14- Proteínas apropiadas
Una buena ingesta de proteínas es muy importante para una buena salud, pero si se toman en exceso pueden sobrecargar a tu hígado que es el responsable de metabolizarlas. Es mejor que comas un poco en cada comida que grandes cantidades en una sola.

15- ¿Aún te queda algún hueco en tu carro de la compra?
Pues si te queda no te vayas sin tu dosis de colina, nutriente importante para el metabolismo hepático. Obtenla de los huevos, la lecitina de soja (no transgénica) y los aguacates.

2 Comments

  1. Beatriz Leiva

    Posted on 16 mayo, 2017 at 12:45 pm

    Qué interesante! No había reparado en ls importancia de prestar más atención a este importante órgano. Gracias Ana

  2. jugos10.net Says :

    Posted on 1 septiembre, 2017 at 8:04 am

    Buenas

    Estuve leyendo tu articulo y hay muchas cosas que no sabia que me
    has aclarado, esta genial.. te queria devolver el tiempo que dedicaste, con unas infinitas gracias,
    por instruir a gente como yo jojojo.

    Besos, saludos

Deja tu comentario a continuación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *